Diseño y posicionamiento Web desde Barcelona
es |ca| en

Diseño web, principios y primeros pasos

Si eres nuevo en el arte de crear sitios web y no sabes por dónde empezar, entonces puedes comenzar por esta sencilla guía que te pondrá en orden los pasos y posibilidades de este enorme mundo, que ya ha encantado a la población mundial. Todos somos testigos del poder y uso de las páginas web y cómo han transformado la forma en que nos relacionamos y comercializamos.

Antes los negocios se hacían de su fama con lo que se denomina: “de boca en boca” dónde la recomendación por parte de personas allegadas era fundamental para el éxito de un negocio que básicamente corría el riesgo de no ser lo suficientemente conocido para mantenerse en el tiempo. Hoy en día todo eso ha cambiado en ciertas formas y en otras no, pues nos seguimos basando en reputaciones, pero ya no necesariamente de gente en la que confiamos sino en usuarios cualesquiera que están en la misma posición que nosotros.

Diseñar para la web es algo un poco genérico, porque como sabes, existen cientos de categorías distintas dependiendo de los objetivos, de todas formas, vamos a tratar de categorizarlas en términos generales para conocerlas mejor y luego saber cómo diseñar para cada una.

Páginas estáticas:

Son sitios HTML principalmente con contenidos de texto e imágenes, y en menor medida vídeos y documentos para descargar. La función que cumplen esencialmente es de presentación e información, tanto para darse a conocer, como para brindar un medio de contacto. Pero se puede observar claramente que este tipo de sitio web no es el fin en sí mismo de la empresa, sino un canal para ser alcanzada.

Páginas dinámicas:

Son sitios web generalmente en PHP, dónde los contenidos se guardan en bases de datos, pues requieren que sean actualizados, agregados o eliminados con regularidad manteniendo la estructura del sitio o con posibilidad de cambiarla. Por lo general, están bajo la administración de una plataforma que debe instalarse previamente, y sobre la cual se arma toda la estructura del sitio web. Están caracterizadas por brindar un medio de comunicación entre empresa y usuario.

Son sitios muy genéricos, pues pueden funcionar como blog, foro, carritos de compra, etc. Cumplen la función de presentación, la función informativa más que ninguna otra, pero también, cumplen funciones más avanzadas de interacción ya que no solo permiten la comunicación entre empresa y usuario sino también entre usuarios entre sí.

Aplicaciones web:

Las aplicaciones web son páginas dinámicas también, pero las he diferenciado en otra categoría por brindar un servicio de software bien específico como pueden ser: conversores de audio online, servicios de descargas, redacción de documentos en línea, etc.

Como diseñador web tendrás que adaptarte a tu proyecto en función del tipo de página web y los requerimientos del cliente. Tendrás que dominar los elementos básicos del diseño que te describiré brevemente a continuación:

Legibilidad:

Tal vez sea el más relevante de todos, puesto que, si el contenido que añades es de gran valor, no podrá apreciarse si no puede verse correctamente o si le impone alguna dificultad al visitante. Esto implica:

  • Contraste suficiente entre figura y fondo tanto para textos como para imágenes: No uses colores parecidos para el fondo y para la figura, el mejor contraste lo tienen los conjuntos: negro-blanco y negro-amarillo.
  • Tamaño: si los objetos o texto son muy pequeños o incluso muy grandes, no podrán leerse con fluidez.
  • Tipo de letra: todos sabemos que andan circulando un montón de tipografías de fantasía con adornos y agregados. Debo decirte que, aunque sean muy lindas, son las peores y además arruinan la profesionalidad de un sitio web. Elige tipografías sobrias. Para cuerpos de texto elige aquellas sin serif (de palo seco)

Equilibrio:

Se trata de lo mismo que en una balanza, lo que pongo de un lado trato de compensarlo del otro. ¿Se imaginan un sitio web con todo el contenido de un solo lado? No, para nada. Todos los contenidos entre sí deben estar equilibrados, esto no significa necesariamente que sean simétricos, para nada, sino que debe haber tanto peso de un lado como del otro.

Color:

Fundamental para asociar con la imagen corporativa de tu cliente. Si el color predominante de la marca del cliente es rojo como cierta empresa de bebidas gasificadas ¿te imaginas su sitio web en azul? La respuesta es obvia, eso nunca va a pasar, puesto que al color se le asocian emociones y estímulos específicos que las marcas tratan de comunicar permanentemente para que se les asocie con ellas, entonces el sitio web deberá estar acorde. No es necesario tampoco que todo en el sitio funcione de esa forma, pero si vas a usar otros colores que sean los que están cercanos en el círculo cromático.

Armonía y simplicidad:

Estos principios se basan en la coherencia que debe tener el diseño en sí mismo, puesto que los elementos que acabamos de mencionar están todos relacionados entre sí y representan uno solo, aunque se estudien por separado, es decir, que todos los elementos del diseño deben tener un sentido común o coherencia ya que son parte de un todo. Se dice que el diseño es difícil porque debe ser sencillo, lo más sencillo posible, si se puede comunicar el mismo mensaje de una forma más simple, entonces esa es la correcta.

Con todos esto aprendido, para diseñar un sitio web debes primero hacer un boceto, visualizar la idea, aunque sea rústica e ir armando los espacios y mensajes que quieres comunicar dentro. Luego la estructura en sí y por último los contenidos. Recuerda siempre ir consultando y explicando tus decisiones al cliente, para que pueda ver lo mismo que tú y no debas empezar todo de cero cuando no le guste.

Si quieres lanzarte ya mismo en el mundo del diseño web sin importar la parte de programación te doy este consejo. Pásate por Hostinger, donde con cualquiera de los planes de hosting, puedes tener tu sitio web estático con el Creador de Sitios, que es una herramienta gráfica de arrastrar y soltar muy fácil de usar. Si quieres un sitio web dinámico, puedes usar el instalador automático que tiene cientos de plataformas listas para instalar en un solo clic, entre ellas la bien conocida WordPress. Y listo, tendrás tu página web en minutos, sin dificultades y podrás concentrarte únicamente en el diseño.

Contact


Enviar
Carrer de Marti 114 Sobreatico 1
08024 Barcelona ESPAÑA

O si prefieres, llámame
Tel: +34 666700400
barcelonawebseo@gmail.com